Tomorrowland

Posted on Posted in Música

“…un vistazo al mundo de las ideas maravillosas que significan los logros del ser humano…

un paso hacia el futuro con las predicciones de los inventos que vendrán…” 

Esto se podía leer en la placa inaugural de Tomorrowland, pero este proyecto no se inició hasta pasado un año de la inauguración de Disneyland en 1955. Básicamente, la idea de Walt Disney, era crear una zona recreativa que tuviera como concepto 1986 y que se basase en la ciencia factual (el hecho de escoger ese año no fue arbitrario pues era el año en que el cometa Halley regresaría a la Tierra) y pretendía mostrar progresos científicos que según Walt se podrían alcanzar ese año.

Tal y como reflejaba una nota de prensa de la época “…Tomorrowland no era una versión estilizada del futuro, sino una proyección científicamente diseñada de nuestro futuro…”. Entre las atracciones que se encontraban en la zona que se encargó diseñar a Gabriel Scognamillo se encontraban:

  • El reloj del mundo, un gigantesco reloj mundial que daba las horas de diferentes zonas del mundo a gusto del visitante
  • Moonliner, un cohete espacial que daba la impresión de ofrecer un vistazo desde el espacio a la tierra
  • Rocket to the Moon que simulaba el lanzamiento de un cohete a la luna

Otras atracciones se fueron incorporando con los años, como Autopia, que no es sino un simulacro de conducción para niños a través de coches guiados por raíles o Astro Jets, cohetes espaciales que susbían y bajaban a gusto del visitante. No obstante, durante todas estas décadas Tomorrowland  ha sufrido lógicas y notables modificaciones; poco queda del concepto inicial de ciencia factual, si bien el concepto de futuro sigue presente, ahora prima la parte lúdica, añadiéndose montañas rusas como Space Mountain, simuladores de disparos de Buzz Lightyear o atracciones dedicadas a las sobrevaloradas y realmente aburridas películas de Star Wars (Star Tours 2.0).

01

02

03

04

Pero no, el post, aunque no lo parezca, no va sobre esta atracción del parque Disneyland, tenemos otro Tomorrowland, que ya se ha estrenado y que tiene muchas papeletas para convertirse en un gran fiasco, sobre el papel la historia parece interesante, pero como todavía no la he visto no hablaremos sobre ella, por lo que como es evidente, este Tomorrowland tampoco es el objeto del post

Aquellos que anden un poco informados al respecto sabrán de ese otro Tomorrowland que lleva ya unos cuantos años (desde 2005) celebrándose en la ciudad belga de Boom y que cada año congrega cientos de miles de personas disfrutando de un festival de música electrónica inigualable. Y sí, este es el Tomorrowland de la entrada, simplemente una excusa para escuchar buena música, que nunca viene mal…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.